Maizena buñuelos

Rendimiento 18 - 20 buñuelos

Tiempo de preparación


60 min

Ingredientes

  • 1 taza o pocillo raso de mezcla para buñuelos Maizena
  • 1 taza o pocillo raso de queso costeño finamente molido
  • 10 cucharadas de agua

Preparación

  1. Incorpora en unrecipiente la misma cantidad de queso costeño que de mezcla especial para preparar Buñuelos marca Maizena según la tabla de arriba.

  2. Añade poco a poco por cucharadas el agua cuidando de no pasarte, hasta que la masa quede suave, se deje moldear y su textura parezca la de una plastilina. Forma los buñuelos suavemente. En caso de que la mezcla quede muy húmeda, agrega pequeñas cantidades iguales de queso y de Mezcla especial para preparar Buñuelos marca Maizena hasta lograr la textura indicada y asegurar así la cantidad de los buñuelos.
    - No alterar la receta indicada en el empaque, incluyendo ingredientes distintos a los mencionados (harina de trigo/polvo para hornear) y hacer uso del tipo de queso recomendado (Queso Costeño molido) puede evitar comportamientos riesgosos en la preparación de los buñuelos.
    - Una vez preparada la masa, debe utilizarse inmediatamente.
    - No refrigerar ni dejarla en reposo.

  3. Calienta abundante aceite (fuego medio 140ºC aprox.) en una paila honda (que el aceite llegue hasta la mitad de la paila) y asegúrate de leer las instrucciones para freír los buñuelos Maizena en la cara lateral de este empaque.

  4. Retira de la paila los buñuelos que estén dorados y escúrrelos sobre papel absorbente.

Instrucciones para freír

  1. Temperatura adecuada para freír los buñuelos
    - El éxito de los buñuelos marca Maizena está en la temperatura del aceite, este no debe estar muy caliente o muy frío y debe mantenerse a una temperatura constante.
    - En aceite muy frío, los buñuelos pierden su forma, se abren y absorben mucho aceite.
    - Si el aceite está muy caliente, los buñuelos se doran rápidamente formando una corteza tostada, no crecen y no se alcanza una completa cocción en su interior. El buñuelo puede reventarse, salpicar aceite y producir quemaduras.
    - La temperatura ideal de freído se logra cuando los buñuelos giran sobre sí mismos flotando en la superficie del aceite, de esta forma el buñuelo se cocina uniformemente.

  2. Prueba de temperatura para el aceite.
    - Agrega suavemente una bolita de masa. Esta debe bajar al fondo, demorarse allí 13 segundos aproximadamente y luego subir.
    Nota: si la bolita sube rápidamente antes de 13 segundos, el aceite está demasiado caliente, si no sube, el aceite aún está frío.

  3. Freír los buñuelos.
    - Antes de empezar con la fritura de los buñuelos armados previamente, ten en cuenta que para obtener un buen manejo de la temperatura del aceite donde se freirán los buñuelos, es necesario realizar la prueba de los 13 segundos con un poco de la masa preparada para los buñuelos. “leer indicaciones del ejercicio en el lateral del empaque”. Manteniendo la temperatura constante, freír los buñuelos por cantidades que permitan tener suficiente espacio para girar y freírse de forma pareja.

Advertencia:

El manejo del aceite debe ser cuidadoso. Evita calentarlo demasiado, para evitar accidentes por temperatura inapropiada. Verifica que la temperatura del aceite permanezca constante durante el freído de los buñuelos (fuego medio).

Se recomienda el uso de queso costeño o queso fresco semiduro graso. El queso debe molerse y no rallarse. El uso de otro tipo de queso puede aportar humedad a la mezcla y podría generar salpicaduras y producir quemaduras.

Para garantizar la calidad y frescura de los buñuelos, se debe freir la mezcla una vez preparada y consumir los buñuelos en el menor tiempo posible.

Rendimiento Mexcla para buñuelos Queso costeño finamente molido Agua
18 a 20º buñuelos 1 taza o pocillo razo 1 taza o pocillo razo 10 cucharadas
36 a 40º buñuelos 2 tazas o pocillos razos 2 tazas o pocillos razos 20 cucharadas

*”El rendimiento de la mezcla es variable según el tamaño que se hacen los buñuelos”.

**Puede ocurrir que no se requiera adicionar toda el agua. Si la mezcla queda muy húmeda, podría salpicar aceite al freír y producir quemaduras.